3 nov. 2013

DesencapsulARTE: El café y las plantas

Abona-tus-plantas-con-cafe-4.jpg
Pensando en el taller de LABORATORIO DE IDEAS, surge la propuesta de buscar qué hacer con el café que sacamos de las cápsulas:

En primer lugar, el abono de café solo es indicado para las plantas acidófilas, o aquellas que requieren de un suelo ácido para su óptimo desarrollo. Este es el caso de las rosas, arándanos, frutillas, azaleas, hortensias o rododendros, para las cuales el café aporta importantes contenidos en potasio, magnesio y nitrógeno, nutrientes esenciales para el crecimiento saludable de estas plantas. Además de brindar un valioso valor ácido que permitirá enriquecer el suelo de cualquiera de estas especies vegetales.



¿Cómo preparar un abono vegetal con café?

Abona-tus-plantas-con-cafe-2.jpg
Para preparar este abono orgánico solo necesitarás como materia prima el café que queda en las cápsulas bien seco, para lo que puedes colocarlos al sol. 
Cuando tengas tu abono de café listo, puedes verterlo al rededor de la raíz de la planta, y remover la tierra para que al abono se adhiera mejor a los sustratos del suelo. Así mismo, esto resulta mucho más efectivo si preparas la tierra de todas tus macetas y canteros destinados a plantas acidófilas con este fertilizante de café antes de cultivar la planta, para así brindarle a esta un suelo enriquecido y que estimule su crecimiento.

Con este simple procedimiento podrás asegurar un mejor desarrollo a plantas tan comunes como las rosas y orquídeas, que suelen estar presente en muchos jardines. Por el contrario, si mantienes tu propia huerta orgánica, este abono natural resulta ideal para cultivos como las fresas, arándanos y ciruelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario